Mitades

 Soy un empedernido del arte, 
aquel que choca y arde. 
alhajas guardadas en un alijo, 
en el fondo de este, todo prolijo. 
 Más allá de cualquier alarde, 
silencios consecuentes, 
de mi boca cerrada con alambre. 
 Puertas que encierran conocimientos, Estas bajo el yugo de hades. 
Sí, en el infierno, en el averno; el tártaro. 
Aquel lugar que todos temen, pero, aun así 
saben que allí se encuentra, 
se encuentra el complemento 
¿Qué sabe un ángel de odio? ¿qué tal de angustia? 
No se puede reconocer o disfrutar la vida, 
sin tener presente a la muerte; 
fundamental. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s