Afán

 Me desconcierto,
ningún pensamiento certero,
casi que parecen embusteros;
aun así, persevero.
 Esto es severo,
me desespero,
por no alcanzar aquello
resguardado por el mismísimo cerbero.
 Hablo de lo elemental,
aquello fundamental.
Hablo de lo mental,
aquello leal.
 Corroboro lo convertido en oro,
como cual rey Midas.
espero que lo trascendental no se mida,
socorro de lo que lloro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s