Expresión en papel

¿Por qué tenías que llegar?  
Maldigo todo encuentro fortuito.
 Es que me conozco perfectamente,
Es que conozco genuinamente mi mente.
No me sacio como si de un vacío tratase, 
Con ansias espero que esto pase. 
Lo incómodo es el juego,  
Cordialmente te invito a que seas. 
 A que seas libre y que,  
Con honestidad me seas. 
Cuantos ahí fuera están esperando un fallo mío, 
Que esperen o callen; 
Ya no me fío. 

Saturación

He conocido y conozco muchísimas mujeres,
Cada una con su particularidad.
He estado y estoy con ellas,
Pero ninguna con su particularidad.
Está de más decir que no hay narcisismo en mis letras,
Solo reflejan mi momento.
Ninguna de ellas me llena,
Como ella refleja esos momentos.
Esto es solo un sordo ruido,
De todo lo que estoy obligado a callar.
Por lo menos esto me desahoga,
Y me ayuda a saber por qué vale la pena callar.
No sé por qué, solo sucede,
Ahora estoy saturado de pensar.

Enfermizo

Solo el hecho de pensar, analizar y catalizar mi momento,
Se vuelve un acto que me aborrece.
Pensar en torno a un futuro borroso donde,
todas las opciones son cuestionables.
Analizar se vuelve el mejor pasa tiempo para un sádico,
los detalles son las fragmentaciones más dolorosas.
Porque catalizar todo esto,
direcciona mis ideas de una forma petulante.
Esta trinidad de acciones,
me hacen sentir un enfermo de mi anhelo.

Pero por eso

Todo comienzo es un atrevimiento,
no necesariamente es un principio.

Todo principio es un comienzo,
no necesariamente es un atrevimiento.

Odio el relativismo en las cosas pero
¿Qué esta bien y qué esta mal?

Odio encontrarme en confusión pero,
odio no poder preguntarme nada.

Hago mal uso de las palabras,
Por eso amo escribir.

Los taumaturgos no lo pueden,
los ciegos lo ven.

Por eso no veo,
así lo puedo,
pero por eso.